Bicicletas sin pedales

Andar en bicicleta es algo que nos parece casi natural, pero porque la mayoría de nosotros ya no recordamos los esfuerzos y el miedo que pasamos cuando nos tocó aprender.
Lo que no saben algunos, es que esta actividad requiere una especialización neurológica importante, ya que precisa la maduración de varios sistemas, entre ellos del sistema vestibular, que nos indica cuál es la posición del cuerpo con respecto a la gravedad, y nos ayuda a regular los movimientos de los ojos con los de la cabeza, y el sistema propioceptivo, que nos dice cómo tenemos colocadas las diferentes partes del cuerpo en el espacio. También es importante tener en cuenta, que es considerada una actividad bilateral, es decir, que requiere además, la coordinación de los dos lados del cuerpo.
Contando con todo ello, queremos aconsejar para los más pequeños y los que tienen dificultad para aprender a andar en bici, la bicicleta sin pedales.
El niñ@ tiene que empujarse con los pies para andar en llano y cuesta arriba, y mantener el equilibrio cuando va cuesta abajo. Son ellos mismos los que levantan los pies en el momento que la velocidad es suficiente, pudiéndolos apoyar siempre que lo crean necesario. De esta manera, utilizan y estimulan sus sistemas vestibular y
propioceptivo, a la vez que mejoran el tono muscular y la coordinación bilateral, lo que les ayudará enormemente en su integración sensorial y desarrollo. Además, sin darse cuenta van adquiriendo la habilidad necesaria para andar en bici sin tener que usar ruedines.
Son diferentes las marcas, modelos y tamaños de este tipo de bicicletas que hemos encontrado en el mercado, y los precios también muy variados.
Aquí tenéis unos cuantos precios y direcciones que esperamos os sean útiles:
Asociación Kulunka Elkartea
945 156 254 info@kulunka.org www.kulunka.org
BICICLETAS SIN PEDALES
Andar en bicicleta es algo que nos parece casi natural, pero porque la mayoría de nosotros ya no recordamos los esfuerzos y el miedo que pasamos cuando nos tocó aprender.
Lo que no saben algunos, es que esta actividad requiere una especialización neurológica importante,ya que precisa la maduración de varios sistemas, entre ellos del sistema vestibular, que nos indica cuál es la posición del cuerpo con respecto a la gravedad, y nos ayuda a regular los movimientos de los ojos con los de la cabeza, y el sistema propioceptivo, que nos dice cómo tenemos colocadas las diferentes partes del cuerpo en el espacio. También es importante tener en cuenta, que es considerada una actividad bilateral, es decir, que requiere además, la coordinación de los dos lados del cuerpo.
Contando con todo ello, queremos aconsejar para los más pequeños y los que tienen dificultad para aprender a andar en bici, la bicicleta sin pedales.
El niñ@ tiene que empujarse con los pies para andar en llano y cuesta arriba, y mantener el equilibrio cuando va cuesta abajo. Son ellos mismos los que levantan los pies en el momento que la velocidad es suficiente, pudiéndolos apoyar siempre que lo crean necesario. De esta manera, utilizan y estimulan sus sistemas vestibular y
propioceptivo, a la vez que mejoran el tono muscular y la coordinación bilateral, lo que les ayudará enormemente en su integración sensorial y desarrollo. Además, sin darse cuenta van adquiriendo la habilidad necesaria para andar en bici sin tener que usar ruedines.
Son diferentes las marcas, modelos y tamaños de este tipo de bicicletas que hemos encontrado en el mercado, y los precios también muy variados.
Aquí tenéis unos cuantos precios y direcciones que esperamos os sean útiles: